¿Cuáles son los beneficios fiscales del seguro de salud?

¿Cuáles son los beneficios fiscales del seguro de salud?

Como suele ser habitual, en el otoño muchas empresas se plantean la posibilidad de contratar un seguro colectivo de salud o bien, renovar el que tienen. Pero este año, con los tiempos que corren, muchos negocios –especialmente, las pymes y autónomos-, quizás no ven tan claro contratar este tipo de productos. Consideran que, después de haber sufrido fuertes pérdidas con la crisis del Covid-19, es un gasto que no podrán soportar.

Ahora bien, a pesar de los graves efectos económicos de la pandemia, contratar una póliza de salud privada cuenta con toda una serie de ventajas tanto para los trabajadores como para los empresarios. En esta ocasión, nos centraremos en los beneficios fiscales para autónomos, pymes y empresas de nueva creación.

Contribuye a reducir los impuestos

En caso de ser autónomo podrás deducirte las primas que pagues por el seguro de salud hasta un máximos de 4.500 euros. Por lo tanto,para los trabajadores por cuenta propia este tipo de pólizas es un gasto deducible. También sus familias se beneficiarán, ya que, tanto la cuota del cónyuge como la de los hijos menores de 25 años se pueden incluir en la deducción.

Con los cambios en la ley, el importe que se puede desgravar se ha visto incrementado hasta 500 euros por persona y, en el caso de profesionales con discapacidad, se amplía hasta 1.500 euros. Es decir, 500 euros para el profesional, 500 euros para el cónyuge y 500 euros para cada uno de los hijos menores de 25 años. Hasta el máximo de 4.500 euros anteriormente nombrado.

Estas primas del seguro de salud pagadas se reducen del dinero que ha ganado el autónomo, a efectos de IRPF. También, se debería descontar, además, los importes por cónyuge e hijos, si los hubiere. Con ello, la base imponible por la que un autónomo debe tributar se verá considerablemente reducida. Así, el ahorro con el seguro de salud será directamente el tipo impositivo que le toque pagar al hacer la declaración.

Empresas, startups y la deducción del seguro de salud

Al decidir trabajar en una empresa o startup, algunas retribuciones en especie son incluso más valoradas que las económicas. Por ello, cada vez más compañías ofrecen un seguro de salud privado a toda su plantilla.

A efectos fiscales, este seguro médico recibe el trato de gasto social con respecto al Impuesto de Sociedades. Por tanto, una vez obtenidos los beneficios empresariales del ejercicio en cuestión, se restará el importe correspondiente, lo que supone un importante ahorro para la compañía. 

Beneficios para el trabajador por cuenta ajena

Las retribuciones en especie aplicadas por las empresas también obligan al empleado a tributar en su declaración de la renta particular. Sin embargo, en el caso del seguro de salud y hasta un importe de 500 euros, no hay que tributar. Esto supone un beneficio para el trabajador, por lo que, al aceptar como pago en especie el seguro de salud, tanto trabajador como empresa salen beneficiados.

El caso de los particulares

Un particular que elija la opción de contratar un seguro de salud privado, no disfrutará de ninguna ventaja fiscal en sus impuestos. Sí que podríamos hablar de alguna ventaja en caso de que el pago de la póliza de salud se realice entre la empresa y el trabajador. En este caso, se aplica la misma normativa mencionada en el apartado anterior, repartiendo el capital de forma proporcional a cada una de las partes en función de lo que aporte cada una a la prima del seguro.

Así pues, si eres autónomo, tienes una startup o pyme y quieres contratar un seguro de salud; ponte en contacto con nuestros corredores y te informaremos sobre las pólizas que mejor se adaptan a las características de tu negocio.

Deja un comentario